Influenciadores somos todos

Cuentan quienes han vivido instantes de trascendencia o de elevada consciencia, que ese estado de conexión universal, de ser uno con el cosmos, de luz infinita y amor ilimitado, es indescriptible, y que en el momento en que se intenta expresar con palabras, se limita su esencia a lo mundano y terrenal de nuestra existencia. Dicen pues, que la iluminación sólo puede comprenderse desde la experiencia misma.

Paradójicamente, esto se dice en una época de influenciadores y social media, en la cual pareciera que todo podría ser dicho o expresado en videos de 15 segundos o en textos de 280 caracteres. Y no es coincidencia que en el preciso momento en que la humanidad está buscando luz, se encuentre con millones de personas compartiendo luz, compartiendo historias, sonrisas, creencias, aspiraciones, bailes, canciones, oraciones, y todos sus mensajes en las miles de formas hoy posibles gracias a internet. 

Es como si estuviéramos viviendo colectivamente una especie de misión humanitaria, en donde quienes ven luz en medio de tanta oscuridad, se convierten de inmediato en faros que iluminan el camino para muchos. Y sin entrar a profundizar sobre la responsabilidad de los influenciadores, y su mensaje consciente, y si apoya ciertas causas sociales, y si contribuye a disminuir el calentamiento global, y miles de cuestionamientos más, es indudable que estas personas han obtenido un tremendo poder, una atención sin precedentes y una voz capaz de construir comunidades enormes.  

En temas de espiritualidad, desarrollo personal y consciencia, los influenciadores son tan relevantes como en temas de gamers, la diferencia es que estos guías espirituales en lugar de ofrecer trucos para cumplir misiones de GTA, comparten maneras de meditar, de autoconocerse, de vibrar positivamente y hasta de conectar con niveles muy elevados de consciencia fuera de este plano. Muchos de ellos lo hacen intentado expresar lo inexpresable, describiendo con palabras la experiencia de plenitud y paz que resulta de una mente serena, un corazón amoroso y una conexión con la divinidad, y lo asombroso, es que parece ser que lo están logrando. 

Más que lograr describir la experiencia espiritual de la iluminación, hoy vemos montones de personas inspirando a otros, millones de historias motivando vidas, renovado fés, transformando desesperanzas en despertares, desamores en potencial creativo y desilusiones en empoderamiento, demostrando el potencial infinito que somos como seres humanos y llevando a la humanidad hacia una evolución multidimensional del ser. 

Decía Wittgenstein que los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo, y aunque bien sabemos que el silencio nos revela hermosos mensajes, parece que algunos influenciadores desafiaran a este filósofo al expresar un mundo de posibilidades sin límites, parecen ser ellos en sí mismos una muestra clara de la ayuda divina que estamos recibiendo y que está haciendo posible que la intención trascienda el lenguaje, y que sus mensajes sean escuchados y vividos por miles de personas en el mundo, o por cientos de personas, pero al fin y al cabo, comprendidos y vividos.

Hace unos días un amigo comentaba que le parecía irresponsable tanto influencer enseñando a vivir cuando ellos no tienen sus vidas resueltas, y el tema es que influenciadores somos todos, tengamos 115M o 60 seguidores, todos somos referentes en el presente para las personas que nos rodean, con quienes intercambiamos energía, amor, palabras, alimentos, arte, besos, abrazos, y en estos tiempos hasta un virus. Y así como se espera que aquellos con cientos de miles de seguidores sean responsables con sus mensajes, también recordemos que en cada momento somos nosotros los responsables de ser y compartir aquello que queremos ver en el mundo. No tiene que ser la iluminación, pero si más amor, mucho más amor. 



Que el amor, la tranquilidad y la salud les acompañen siempre.


Vanessa Martínez
Co-Fundadora
CASA MAESTRA

Publicado por casamaestra

Somos un espacio para compartir experiencias de bienestar consciente 🙏 Ofrecemos herramientas que apoyen el camino espiritual y de autoconocimiento. Encuéntranos presencialmente en Barichara, Colombia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: