Vida de pueblo: volviendo a lo simple

Vivir en un pueblo es descubrirse siendo parte de la inmensidad del paisaje, siendo la calma de la montaña y la fuerza del río. Recibir la luz del sol y las estrellas cuando el cielo se despeja. Soñar durmiendo, soñar despierto, soñar mucho y ver cómo se manifiesta eso que tanto se sueña.

La cocina: un espacio de paz

Cocinar es un acto de gratitud y amor propio, es un momento en el que podemos ser conscientes del poder transformador que tenemos en nuestras manos, no solo para elegir los ingredientes y cocinarlos, sino también para elegir la intención con la que se cocinan y se consumen.

Barichara: un lugar para encontrarse

Barichara, es un pueblo ideal para parar, para reencontrarse, para conectarse con el cielo y con el suelo, con lo divino y lo terrenal, para descubrirse siendo parte de la inmensa belleza que habita en cada instante y encontrar claridad en el camino.