¿Qué es meditación?

Cuando somos más conscientes sencillamente somos más observadores, es decir, empezamos a desarrollar la capacidad natural para observar nuestros pensamientos, nuestra relación con el mundo que nos rodea, y con ello a tener más capacidad para regular nuestras emociones y habituales reacciones que algunas veces nos roban calma y energía.

Influenciadores somos todos

Cuentan quienes han vivido instantes de trascendencia o de elevada consciencia, que ese estado de conexión universal, de ser uno con el cosmos, de luz infinita y amor ilimitado, es indescriptible, y que en el momento en que se intenta expresar con palabras, se limita su esencia a lo mundano y terrenal de nuestra existencia.Sigue leyendo “Influenciadores somos todos”

Todo lo que necesitas es menos

Por Laura M. Serrano García Es posible que en algún momento hayamos sentido un llamado a la simplicidad, pero al mismo tiempo aprendemos a desear y sentir que necesitamos más cosas de las que ya tenemos, aprendemos a complejizarlo todo bajo muchas excusas; en mi caso, desde hace mucho tiempo he separado la ropa delSigue leyendo “Todo lo que necesitas es menos”

Guía para aceptar que no todo tiene que ser perfecto

La paz interior proviene de aceptar la vida tal como es y el perfeccionismo es lo contrario; es nuestro orgulloso deseo de tener paz sin cometer un error ni molestar a nadie. Te liberas cuando aceptas que eres lo suficientemente bueno, incluso si otros desaprueban cualquier imperfección que vean en ti o en tu comportamiento.

Guía básica para iniciar a meditar

La gente suele decir: “Intenté meditar, pero mi mente es demasiado hiperactiva. No puedo calmarme. Realmente eso no es para mí”. Todos hemos tenido ese mismo discurso en algún momento u otro. Todos tenemos mentes hiperactivas, y calmar la mente puede parecer que tarda una eternidad, pero eventualmente funciona, requiere paciencia y amor por nosotros mismos, ser más conscientes de quiénes somos realmente, es conectarnos con una parte más profunda de nosotros.

Guía básica para sanar desde adentro

Mantenernos sanos depende sólo de nosotros. Podemos buscar las causas de nuestros malestares y dolencias en factores externos: el clima, la contaminación, las bacterias o los virus, pero lo cierto es, que si nuestro cuerpo se encuentra fuerte y nuestro corazón tranquilo, las posibilidades de enfermarnos serán mucho menores.